• Tatiana psicóloga

Las mamás: verdaderas ingenieras genéticas de sus bebés

Actualizado: may 5

Los descubrimientos científicos de los últimos años demuestran que el ser humano construye su equilibrio psíquico, su inteligencia y nivel de salud en el periodo prenatal.




En esta etapa se graba la primera programación subconsciente.

Todo lo demás, nacimiento, infancia, etc. se graba sobre ésta base. Existe una demostrada correlación entre las condiciones físicas y psíquicas de la madre durante la gestación y la salud, comportamiento y equilibrio emocional del hijo en su adolescencia y etapas posteriores.


Por ello, cuanto más conscientes seamos de la importancia de esta etapa mientras estamos embarazadas, mejor prepararemos el lienzo de la futura felicidad de nuestro hijo.


Hasta hace pocos años, la ciencia consideraba que los niños comienzan a aprender y por lo tanto a recordar, a partir de los dos años de edad. Se creía que a partir de esta edad comenzaba a formarse la personalidad, puesto que para poder darse el pensamiento, era necesario que se desarrollara previamente el lenguaje y su capacidad simbólica.

En cambio, hoy tenemos datos científicos que demuestran que a partir del sexto mes de vida intrauterina, el bebé tiene un cerebro suficientemente desarrollado como para aprender, sentir y memorizar. Sus recuerdos quedan grabados en sensaciones corporales que pueden despertarse ante determinados eventos emocionales.


El bebé intrauterino es un ser consciente, y aunque su consciencia no sea tan elaborada como la de un adulto, puede sentir y reaccionar ante los diferentes estados afectivos de su madre, y recordarlos. Es decir, nuestro bebé ya nace con un pasado de 40 semanas. Durante el embarazo, la gestante con sus ritmos de vida, emociones, pensamientos, conductas y hábitos está fijando la futura personalidad, los hábitos de sueño, el carácter, y los miedos del niño que nacerá.



©2019 por Tatiana Muñoz Psicóloga. Creada con Wix.com