• Tatiana psicóloga

Entrena tu autocontrol: la regla de los 10 minutos

¿Quién no se ha hecho unos propósitos fabulosos, motivadores, que después es incapaz de llevar a cabo?


Es necesario grandes dosis de autocontrol para poder conseguir nuestras metas. Todos tenemos dentro un yo más instintivo, que quiere sentir placer ya, y evitar cualquier malestar. Esa parte nos impulsa a dejarnos llevar por las tentaciones: quiere que tomemos un helado cuando hemos decidido llevar una dieta, quiere que compremos algo desde el móvil cuando queremos ahorrar, o que pongamos Netflix cuando nos toca estudiar.

Ante una tentación nuestro cerebro comienza a descargar una cascada hormonal que nos hace sentir inquietos, irritables…se ha activado el sistema de recompensa neuronal, que está debajo de nuestras conductas adictivas. Este sistema de recompensa es muy potente, y nos lleva a funcionar en “automático”.


Por eso te propongo una interesante pauta para volver a estar presente y salir del “piloto automático".



Paso 1

Lo primero es ponerle nombre al deseo:

Si lo evitas, si intentas no pensarlo, la sensación se hará más y más intensa. Es mejor decirnos:

“Tengo muchas ganas de tomar la bolsa de patatas fritas”

Es una manera cordial de decir a esa otra parte: “te escucho, sé lo que deseas”.


Paso 2

El segundo importante paso es posponer la realización del deseo 10 minutos.

Cuando hacemos esto hemos pasado de ser reactivos a un impulso, a decidir nosotros qué hacer.

Nos diremos: “Te vas a tomar esa bolsa de patatas, pero dentro de 10 minutos”.

No hay resistencia al deseo, para que no aumente. Pero sí hay un tiempo para que volvamos a tomar las riendas de nuestro sistema hormonal.


En esos 10 minutos haremos algo para estar entretenidos: llamar a una amiga, leer, salir a dar una vuelta…


En muchas ocasiones, 10 minutos son suficientes para que ese impulso cese. En otros casos, quizá sigamos queriendo tomar las patatas.

Pero lo importante es que estaremos fortaleciendo nuestra gestión emocional, nuestro autocontrol. Y cuando ese músculo esté más fuerte, seremos más poderosos que nuestro sistema de recompensa cerebral.

¿Qué te ha parecido la propuesta? ¿Te apuntas esta regla de los 10 minutos para desarrollar tu autocontrol?

0 vistas

©2019 por Tatiana Muñoz Psicóloga. Creada con Wix.com