• Tatiana psicóloga

La caja del autocuidado

Vamos a crear la “caja del auto cuidado”: Un kit de salvamento emocional para los momentos en los que la ansiedad y la tristeza nos secuestran.



A veces las emociones son tan intensas que no encontramos el camino de regreso a nuestro eje, a nuestro estado estable y feliz.


Esta caja de autocuidado, que activa todos nuestros sentidos cuando la abrimos, nos recuerda que alguna vez estuvimos muy bien, que hemos sido felices, y por lo tanto podemos volver a estar así.


Paso 1:

Vamos a crear nuestra propia caja feliz:


Ha de tener un tamaño medio, como una caja de zapatos. Es preferible que la decoremos con nuestras manos, con papeles de colores, pinturas, pegatinas. Pongamos en marcha la creatividad como un gran auto regalo.


Paso 2:

Vamos a rellenarla con objetos con valor simbólico, con recuerdos de buenos momentos, teniendo en cuenta la estimulación de todos nuestros sentidos.


Por ejemplo podemos incluir una vela olorosa y unos inciensos, un bombón o un paquete de palomitas, una película que nos guste mucho, canciones que nos hagan conectar con la felicidad , un buen libro o revista, un bote de plastilina blandita para amasar, alguna manualidad que nos calme (ganchillo, libro de colorear mandalas…), un peluche al que abrazar, billetes de avión de un viaje importante, fotos, recortes de revistas, recetas de cocina, un esmalte de uñas, cremas corporales…


Esto son sólo posibles ideas. Cada caja de autocuidado es única.


Piensa qué objetos te harían sentir bien a ti, con cuáles te estarías dando ese “abracito”, con el que te dices “estoy aquí para mi”.


¿Qué meterías tú en esta caja? Cuéntamelo

©2019 por Tatiana Muñoz Psicóloga. Creada con Wix.com